La Justicia pone la lupa sobre tres ex jefes de la Policía ***

Imprimir
Categoría: Judiciales Creado en Sábado, 26 Abril 2014
Share

Planteos de un fiscal de cámara

 


Los comisarios Osvaldo Toledo, Hugo Tognoli y Cristian Sola están siendo investigados por supuesto enriquecimiento indebido.

 

De la redacción de El Litoral
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.
Corresponsalía Rosario


 

svaldo Toledo, Hugo Tognoli y Cristian Sola, los tres últimos jefes de la Policía de Santa Fe, están siendo investigados en la Justicia por supuesto enriquecimiento indebido en su paso por la función pública. A este lote de comisarios se suma una lista de 129 efectivos que están bajo la lupa de la Fiscalía de Cámaras de Rosario, que ordenó impulsar algunas causas.

El miércoles pasado se conoció que tras diez años de una zigzagueante investigación judicial fue procesado el ex titular de la Agrupación Unidades Especiales de Rosario Hugo Giuliano por supuesto enriquecimiento indebido. El juez Juan Andrés Donnola dictó además contra el ex comisario mayor un embargo por 300 mil pesos. El magistrado dijo que se detectó una “desproporción” entre lo que cobraba el ex funcionario y el crecimiento de su patrimonio. A Giuliano se le adjudican varias propiedades, títulos públicos, dos autos, una lancha y registros de viajes reiterados al exterior. Algunos bienes eran propios y otros de familiares directos.

El caso de Giuliano puso al descubierto los problemas que existen en la Justicia para encarar investigaciones sobre el patrimonio de funcionarios públicos. En febrero pasado, el procurador General de la Corte Suprema de Justicia Jorge Barraguirre dio instrucciones a los fiscales para que prioricen las causas en las que están involucrados efectivos policiales por supuesto enriquecimiento patrimonial indebido.

A partir de esa decisión, la Fiscalía de Cámara de Rosario empezó a poner la lupa en esos expedientes. El fiscal de Cámara Guillermo Camporini pidió un informe a la Dirección Asuntos Internos zona sur para que dijera cuáles eran las causas abiertas, sobre la base de un anónimo que circuló en su momento, que aportaba datos sobre 129 agentes de la Policía de Santa Fe involucrados en supuestos hechos de corrupción y enriquecimiento patrimonial que no estaba acorde a sus ingresos declarados.

La investigación

La mirada de la Justicia y de la Secretaría de Control de Fuerzas de Seguridad está puesta también sobre tres ex jefes de la Policía de Santa Fe. En el caso del comisario Hugo Toledo, quien estuvo al frente de la fuerza a partir del 21 de diciembre de 2009 reemplazó a Juan Luis Hek fue denunciado en su momento por el oficial Juan José Raffo, actualmente preso en el marco de la causa de los Monos. Toledo admitió que era propietario de tres licencias de taxi y que había recibido una herencia. Pero las investigaciones que se llevaron a cabo en Asuntos Internos apuntan a que el comisario retirado posee un campo de grandes dimensiones en Entre Ríos. Durante los últimos días, funcionarios del área viajaron hasta esa provincia para confirmar que la propiedad pertenezca a Toledo. Según fuentes de la cartera de Seguridad consultadas por El Litoral, empleados del establecimiento agropecuario admitieron que el campo era del ex jefe de la Policía. Ahora, deben determinar cuestiones vinculadas con el dominio de la propiedad. Es probable que en los próximos días se presente una denuncia contra Toledo, por lo que se está recolectando la mayor cantidad de material probatorio. El caso entraría dentro del nuevo sistema procesal penal, por lo que prevén que si el Ministerio de Acusación reúne los elementos necesarios podría llegar a juicio oral.

La fiscalía de Cámara sigue de cerca el avance de otras cinco causas ya judicializadas. Y además de la de Toledo figuran los nombres de Hugo Tognoli, actualmente preso en la cárcel de Las Flores, y Cristian Sola. También en los sumarios en etapa de investigación administrativa según señala el diario La Capital figuran Jorge Wollschlejel, David Benavente, Gustavo Spoletti, Ariel Bengoechea, Facundo Lencina y Alfredo Polenta, todos ellos oficiales superiores.

El fiscal Carlos Covani es quien instruye una investigación contra Sola, a partir de una denuncia anónima recibida por Camporini.

A fines de noviembre de 2012, el diputado provincial Gerardo Rico denunció públicamente que Sola tenía una imponente propiedad en la localidad de Roldán, valuada en 500.000 dólares. “Sola tiene una mansión con un quincho de dos plantas y por esa razón lo está investigando Asuntos Internos de la policía”, dijo Rico. Se trata de una propiedad ubicada en calle Los Andes 258, a unos 600 metros de la Ruta A012, con gimnasio, pileta de natación y garaje para tres autos. El sueldo del entonces jefe de Policía provincial rondaba los 15 mil pesos. Sola fue subjefe de la Policía de Santa Fe hasta la renuncia de Tognoli. Asumió como jefe en noviembre de 2012 y duró en el cargo hasta febrero de 2013. Sola también había quedado a cargo de la Dirección de Prevención y Control de Adicciones (ex Drogas Peligrosas), cuyo anterior jefe fue el propio Tognoli. Antes había sido jefe de la Unidad Regional II.