IMPUTARON A UN EX JEFE POLICIAL ***

Imprimir
Categoría: Judiciales Creado en Lunes, 07 Abril 2014
Share

Facturas truchas en la Unidad Regional X

 


También la imputación recayó sobre tres personas más: dos particulare que cobraban el dinero en el banco y la encargada de Administración y Finanzas de la propia policía. La investigación la realiza el juez Rizzardi del Distrito Judicial Nº 6.


 

La investigación por el cobro de cuantiosas sumas de dinero a través de facturas truchas y en la que están involucrados efectivos de la Unidad Regional X de Policía generó más novedades. En las últimas horas, se pudo conocer que hay cuatro imputados más en la causa que ahora lleva adelante el juez Jesús Alberto Rizzardi (tras la implementación del nuevo sistema procesal penal tiene a su cargo tanto el juzgado correccional como el de instrucción del Distrito Judicial Nº 6).

La imputación se amplió a cuatro personas, entre las cuales figuran el por entonces jefe de la Unidad Regional X Comisarío Mayor Claudio Prarizzi, dos particulares que cobraban el dinero por ventanilla en la sucursal local del Banco de Santa Fe S.A. y la oficial encargada de la División Administración y Finanzas de la propia Policía. A todos ellos se les tomó declaración indagatoria e inclusive podría haber otras citaciones más. También siguen imputados los policías identificados como José María S., Leandro V. y Luis G.

La Justicia, en su momento, ordenó varios allanamientos en los domicilios particulares de los tres efectivos de Logística, secuestrándose elementos de interés para la causa. La Justicia no descarta nada e investiga la comisión de distintos delitos: malversación de caudales públicos, enriquecimiento ilícito y estafas, los cuales prevén distintas penas según el Código Penal.

El expediente judcial tiene el Nº 1435/12. Oportunamente fueron secuestradas computadoras portátiles (netbook, notebook y tablet) y PC, en la División Logística de la Unidad Regional X, como así también, en los domicilios de los empleados policiales involucrados. Inclusive se secuestró documentación relacionada, como libros y cheques de la Sección Administración y Finanzas.

La metodología consistía en presentar facturas que no eran auténticas por las que se libraron cheques de la cuenta oficial. Dichas facturas eran por bienes no adquiridos y servicios no realizados y los montos fueron cobrados en ventanilla, durante los año 2011 y 2012, de la sucursal del Nuevo Banco de Santa Fe S.A.. La suma cobrada a través de estas facturas truchas es superior a los quinientos mil pesos en el año 2012.

Vale recordar que la investigación data de diciembre de ese año a raíz de una denuncia anónima depositada en el Buzón de la Vida. Al tomar conocimiento, la Justicia Federal se declaró incompetente y remitió el expediente a los Tribunales provinciales. Luego intervino la Fiscalía y posteriormente se remitieron las actuaciones al Juzgado en lo Penal de Instrucción con la intervención, además, de la Dirección de Asuntos Internos y la Secretaía de Investigación de Delitos Complejos del Ministerio de Gobierno, que está abocada a la investigación, prevención y represión de trata de personas, narcotráfico y delitos económicos.

 

Fuente: El Informe de la ciudad