El fiscal cierra la polémica por la computadora de Luis Medina ***

Imprimir
Categoría: Judiciales Creado en Martes, 11 Marzo 2014
Share

 

Pedido de desestimación de denuncia

 


Dictaminó que los funcionarios Echaniz y Degrati no cometieron ningún delito al manipular la notebook tras el crimen del empresario narco y su novia. Por este caso, Galassi y Lewis fueron a dar explicaciones a la Legislatura.


El empresario Luis Medina y la modelo Justina María Perez Castelli

La polémica por la apertura de la notebook de Luis Medina, que tanta polvareda levantó, parece haber llegado a su fin, luego de que el fiscal Carlos Covani definiera a través de un dictamen que la computadora no fue adulterada tras el crimen del empresario sospechado de narcotraficante y su novia Justina Pérez el 29 de diciembre pasado.

El funcionario del Ministerio Público concluyó que los especialistas en informática Javier Echaniz y Martín Degrati quienes intervinieron unas horas después del crimen y accedieron a la máquina no cometieron ningún delito al manipular la Macbook, y actuaron de manera idónea ante una urgencia, en la que trabajaron bajo supervisión policial sin alterar la custodia de la prueba. Covani pidió además desestimar la denuncia por mal desempeño que habían presentado tres diputados justicialistas.

“No se encontraron elementos que avalen que la computadora fue adulterada. Por lo tanto, se cierra esta etapa de la investigación sobre la notebook. No hay nada más que se pueda hacer”, advirtió a El Litoral una alta fuente de la Procuración General de la Corte.

Cuestionamientos

La forma en que actuaron estos dos funcionarios del Poder Ejecutivo fue cuestionada por diputados de la oposición como Héctor Acuña y Eduardo Tonioli, entre otros, que pidieron que los ministros de Gobierno y Reforma del Estado, Rubén Galassi, y de Justicia Juan Lewis, concurrieran a la Legislatura a explicar por qué los técnicos informáticos habían actuado por fuera de los protocolos de la Justicia.

El fiscal sostuvo en el dictamen al que tuvo acceso El Litoral que no existen delitos que investigar respecto de Echaniz y Degrati. “Analizando el escrito y documentación entiendo que no existen elementos serios ni verosímiles para iniciar una investigación. Por lo tanto, corresponde desestimar la presentación”, señaló en la resolución que ahora quedará a consideración de la jueza de Instrucción Nº 11 Alejandra Rodenas. La magistrada le había bajado el tono a la polémica durante la primera semana de enero.

Covani señaló que estos dos técnicos actuaron “siguiendo órdenes del tribunal interviniente” cuando ingresaron a la notebook secuestrada en la habitación del hotel Pullman donde se alojaba Luis Medina y su novia. El informe de Gendarmería Nacional sobre la computadora de Luis Medina concluyó que “no han sido hallados archivos borrados en el período comprendido entre el domingo 20 de diciembre de 2013 y el jueves 2 de enero de 2014”.

Críticas al dictamen

Tonioli lanzó duras críticas contra el dictamen elaborado por Covani. “Es un dictamen exprés, vergonzoso y está influido políticamente”, se quejó el legislador del Movimiento Evita. “Tomar una definición de estas características sin pedir ninguna medida previa nos hace llegar a la conclusión de que este dictamen es vergonzoso e influido políticamente”, dijo Tonioli a LT8.

“Se confunde adrede la orden allanamiento dictada aquella mañana (del 29 de diciembre) por el juez Gustavo Pérez de Urrechu, ante la ausencia de la jueza María Luisa Pérez Vara, con una orden peritaje que no existió hasta muchas horas después, incluso pasada la medianoche, de parte de la magistrada Raquel Cosgaya dirigida a un teléfono celular y no la computadora personal de Luis Medina. Se confunde, se reproducen los discursos que dieron los ministros Galassi y Lewis en la Cámara de Diputados, confundiendo adrede estas dos órdenes distintas y se desecha de manera rápida, sin tomar ninguna medida, una denuncia fundada con horario y con contradicciones de Galassi y Lewis en una interpelación en la Cámara Baja donde no pueden impugnar las actas policiales que señalan este proceso”.

Politización

El diputado socialista Eduardo Di Polina fue el encargado por parte del oficialismo de salir a cruzar a Tonioli. “Toda la información guardada en la computadora de Luis Medina está intacta. No puede haber sospecha de ninguna naturaleza, como quieren hacer ver algunos sectores de la oposición, que intentan politizar un tema tan delicado e importante”, destacó.

Di Pollina sostuvo que los ministros Galassi y Lewis “a requerimiento de la Cámara de Diputados se hicieron presentes para explicar todo ese problema. Estuvieron más de dos horas en las que dieron un informe pormenorizado de por qué el Poder Ejecutivo prestó colaboración a instancias de la Justicia. Había ocurrido un crimen que ameritaba actuar con celeridad, y se le pidió al Ejecutivo de la provincia la colaboración de dos peritos”.

"Los obispos siguen preocupados por el alarmante avance del narconegocio y quiere que se tomen medidas urgentes para combatirlo”.

Jorge Oesterheld,

vocero episcopal, en el inicio de la 167a. reunión de la Conferencia Episcopal. Los obispos volvieron a reclamar que la lucha contra la droga sea “política de Estado”.

 

Fuente: El Litoral